CONSEJOS PARA SER UN MEJOR VIAJERO...PARTE 2

Lo prometido es deuda; así que seguiremos con el conteo de los consejos que empezamos la semana anterior.

En la entrada pasada, mencionamos que para ser un buen viajero, de inicio, debes olvidarte del celular, pues desconectarte un rato avivará todos tus sentidos en el lugar en el que estés. Recuerda que las mejores fotos, son las que se quedan en la memoria de cada quien.

Por otro lado, también recomendamos dejar de lado las espaciosas maletas y lanzarte con lo básico en una mochila, aunque también hicimos hincapié en que hacer eso dependía mucho del tipo de viaje que quieras hacer, digo, si vas con tu familia y hasta la abuela va, no la vas a poner a cargar una mochila.

Y siguiendo con el recuento general, comentamos que hacerte amigo de un nativo del lugar que visitas, te ayudará a conocer a profundidad y en diferente calidad dicho destino; pues saldrías de lo que comúnmente conoce el turista promedio.

Ahora sí, después del resumen vamos a continuar con la lista.

  1. No le tomes tanta importancia al destino.

Por lo general, cuando te dan ganas de emprender un viaje, piensas inmediatamente en otro país, y es válido, pero hay veces que por x o y razones, no es posible realizar una salida  internacional, y si esa es la situación ¡No te agüites! Seguro que dentro de tu país, en este caso México, hay mucha diversidad turística. Puedes aprovechar para visitar desde templos, playas, ruinas, etc... El chiste es disfrutarlo; pues lo importante no es el lugar, sino las ganas de conocer algo nuevo.

  1. Aprecia los paisajes en silencio.

Actualmente esta actividad está casi en peligro de extinción. Así que desesperadamente te pedimos que lo hagas; date un tiempo y detente ante la belleza de los paisajes. Algunos dirán que no tiene nada de interesante, pero nos consta que hacerlo, te brindará emociones muy difíciles de explicar y de esa forma, se harán totalmente tuyas y de nadie más. ¿Cuántas veces lo has hecho?

  1. Come. Recolecta sabores de distintos lugares.

¿Les ha pasado que van a otro lugar y no quieren probar la gastronomía típica del mismo y terminan en unas hamburguesas o emparedados de jamón? ¡No lo hagan más! Si te atreves, probablemente te llevarás una de las mejores comidas de tu vida o igual de las peores, pero pues si no pruebas, ¿Cómo lo sabrás?

  1. Colecciona tus experiencias.

¿Alguna vez has escrito un diario? Si no, es momento de que lo hagas. Es increíble la sensación que se tiene cuando abres uno y te vislumbras tal y como eras en el momento de escribirlo; de hecho, hay estudios que afirman que incluso puedes volver a olfatear ese aroma, o a sentir el vértigo, felicidad, asombro o cualquiera que haya sido tu sentir en el momento.

Los seres humanos cambiamos constantemente, y sentarse a leer anécdotas o ver fotos pasadas, es tan asombroso como volver a vivir esas experiencias.

  1. No seas Grinch y gózalo.

Inconvenientes que te bajen los ánimos, pueden suceder en cualquier lado, pero imagínate que estás en ese viaje por el cual ahorraste y planeaste con anticipación y por una situación ajena a ti, no está saliendo tal y como lo esperabas.

Sólo tienes de dos sopas; o te acoplas y disfrutas lo que resta del viaje, o te amargas y echas a perder el que podría ser el viaje de tus sueños.

En fin, esperamos que los consejos que te dimos, te sirvan para ese viaje que estás por hacer, o para los futuros.

¡Suerte!

 

Pd. Si quieres ver la parte 1, da clic aquí. 

Deja tu comentario