Adiós 2017

Adiós 2017

Estamos a dos días de que se terminé el 2017, y en Wenger, sabemos que no sólo es un año más y ya, pues este año comenzó de una manera muy crítica; basta con recordar la escasez de gasolina en enero, o los saqueos a centros comerciales, así como a tiendas de conveniencia, la desesperación del pueblo mexicano se lucía en todo su esplendor. Y como no, si después de las elecciones de EEUU nuestra moneda nacional llegó a su punto más bajo hasta ese momento.

Y siguiendo con los acontecimientos del 2017, no se olviden del aumento en la ola de violencia tanto en la Ciudad como en diversos estados, ahí tienen el caso de Mara Castilla, a quien asesinaron en un servicio de transporte privado, y que su único pecado, fue haber sido mujer; o qué dicen de los cientos de periodistas desaparecidos.

Y así como iba avanzando el año, llegaron los desastres naturales, como los que vivimos en verano. Sí, hablamos de las inundaciones que rebasaron al sistema pluvial de la Ciudad, colapsando avenidas principales, transporte público y privado, además de hacer que en diferentes estados se desbordaran ríos y presas por el exceso de lluvias; y por si fuera poco, hay que mencionar también los huracanes, que si bien no tocaron del todo el territorio mexicano, estuvimos muy cerca de vivir una tragedia más.

Después de todos estos acontecimientos, y por si queríamos ponerle una cereza al pastel, llegaron los terremotos del  7 y 19 de septiembre, el primero de ellos, sorprediéndonos casi a media noche y el segundo por la tarde, pero terribles de igual manera. Uno de ellos, dejó a Oaxaca y a Chiapas en  escombros; mientras que el segundo sacudió tanto a la Ciudad, que muchos edificios colapsaron, hubo caos, pánico y muchas muertes, entre ellos muchos niños que comenzaban  apenas su vida y que se vio frustrada en su mayoría por la corrupción de la clase política.

Y a pesar de todo eso, el espíritu y la actitud de ser mexicanos nunca se nos fue. En todos los acontecimientos nos mantuvimos unidos, apoyando a nuestra manera. Justo eso, eso es lo que a nombre de todos los que hacemos posible Wenger queremos agradecerles.

Gracias por la solidaridad y ayuda cuando nuestros hermanos más lo necesitaron, gracias por el apoyo moral que le dieron a las familias de los más afectados, gracias porque a pesar de las adversidades nunca perdieron el humor que nos caracteriza como mexicanos, gracias por seguir de pie y simplemente, gracias por ser mexicanos.

Hoy, despedimos un año más de nuestras vidas, y de todo corazón esperamos que este 2018 que está por comenzar, sea mejor que este 2017 que termina, y aunque quizá nos sigamos enfrentando a sucesos no tan agradables, nosotros queremos seguir de la mano contigo, para poder continuar con nuevas oportunidades, realizando planes y conquistando metas.

Gracias por tu confianza ¡Nos leemos el próximo año! 


0 comentarios

Dejar un comentario