Día de muertos; una tradición muy mexicana

Día de muertos; una tradición muy mexicana

En México, cada pueblo y cada región, tiene sus propios usos y costumbres; pero si hay una tradición que encontramos en cada uno de ellos, es sin lugar a dudas, la celebración del Día de Muertos. Es en ésta, en la que cada familia se prepara para recibir a las almas de los seres queridos que han abandonado esta vida.

Esta tradición mexicana, encapsula principalmente la celebración de la vida después de la muerte, pues por muchos años se ha considerado ese momento como un hecho emblemático que ha causado gran incertidumbre; dado que se acostumbra hacer diversos rituales dependiendo de la región.

México en sí, es un país rico en cultura y tradiciones, y cuando decimos rico, es literal, pues en cada una de las 32 entidades federativas se celebra de manera muy particular

El culto a la muerte en México no es algo nuevo, pues los orígenes de la celebración van mucho antes de la llegada de los españoles a la conquista del país; inclusive, existen registros  de celebraciones en las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca.

Y bueno, en esta ocasión queremos compartirte cómo se celebra esta tradición tan especial en algunos estados del país, para que no te agarren en curva si es que llegas a visitar alguno en estas fechas.

Michoacán: En este estado ubicado al oeste del país, tienen dos principales costumbres; una es en Capula, con el festival de la Catrina en el que te vas a encontrar catrinas de todo tipo, desde dulce, hasta barro. Por otro lado, en Janitzio realizan La Noche de los Muertos, en la cual se vela a los seres queridos que han fallecido y se les montan ofrendas. La celebración inicia en la madrugada del 31 de octubre con la caza del pato, para que el animal pueda ser degustado el 1 y 2 de noviembre.

                          

Aguascalientes: En tierras hidrocálidas, celebran con el Festival de las Calaveras. En él, se le rinde homenaje a José Guadalupe Posada, el creador de La Catrina, en un evento conformado por música, bailes, calaveras, refranes y un desfile de carros alegóricos.

                            

San Luis Potosí: En la Huasteca Potosina, celebran con el estilo del Xantolo, que significa La Fiesta de Todos los Santos, y está conformada por un desfile, danzas, cantos y platillos típicos; aunque las ofrendas que acostumbran colocar sobre las tumbas de sus difuntos, son un sello característico de la región.

                             

 

Chiapas: Aquí encontrarás el K’IN ANIMA en San Juan Chamula y la fiesta del K’IN SANTO en Comitán, en estas costumbres, la gente compra varios kilos de carne de res, que se cuelga sobre el fuego para ahumarla poco a poco y luego preparar el caldo que servirá como ofrenda el Día de Muertos; también adquieren repollo, frijol, maíz, pan, azúcar, tortillas, entre otros, además, disponen de velas y flores de muerto o nichim ánima.

 Días antes de la ceremonia, la gente acude a los panteones a limpiar la sepultura de sus seres queridos, a poner juncia y adornar las cruces y como una forma de guiar a las almas a los hogares en donde se les espera, colocan frente a la casa una cruz adornada con juncia y flores de muerto para que ahí se persignen y pidan perdón a Dios, así como permiso para entrar a la casa.

Como dato extra, si el 1º de noviembre cae en sábado, la fiesta se prolonga hasta el lunes porque el domingo no pueden regresar las almas por ser día festivo. Por tanto, tienen que esperar a que se abran las puertas del lugar de las almas K’atin Bak (lugar de los huesos ardientes)”. ¡Qué loco! ¿No?

                          

 

Yucatán: Está el Hanal Pixán o Comida de la Ánimas que prácticamente es lo que se conoce como la ofrenda que se rinde a los muertos y almas que reciben permiso divino de visitar el mundo terrenal. Por otro lado, acostumbran colocar listones rojos en la mano derecha de los niños, o bien a los animales, para que los muertos no se los lleven al más allá. 

                                   

Indudablemente las costumbres varían dependiendo del lugar en el que te encuentres, lo que es seguro, es que la tradición de celebrar a los santos difuntos, es un parteaguas para sacar a flote el amor por nuestras raíces.

Cuéntanos si conoces alguna otra tradición o ritual diferente en tu lugar de residencia. Estamos seguros que hay muchísimos más,

¡Qué tengan buenas fiestas!


1 comentario

  • Leticia Rosales

    Es muy interesante que viviendo en el mismo País, cada estado festeje tan diferente a sus muertos, que vivan nuestras tradiciones y que no mueran nunca, VIVA MÉXICO.

Dejar un comentario