¿Cómo saber si estoy comprando la mochila correcta?

Consejos Mochileros -

¿Cómo saber si estoy comprando la mochila correcta?

El regreso a clases está a la vuelta de la esquina y es muy frecuente que surjan dudas respecto a qué tipo de mochila elegir, ya sea para tus hijos o bien para uso propio.

Estamos seguros de que si estás leyendo este post, es porque estás consiente de que no solo vas a comprar una mochila, sino que vas a elegir a tu compañera por un buen tiempo, y que sea cual sea la que elijas tendrá que cubrir varias necesidades; además de que en múltiples ocasiones, la compra de mochila nueva representa un gasto considerable para tu bolsillo, y a veces, puede salirse del presupuesto contemplado únicamente por elegir la de una marca, color o modelo específico, sin tomar en cuenta la utilidad y beneficio que te puede ofrecer cada una.

En nuestro caso particular, sabemos que el inicio de toda compra es responder la pregunta ¿Para qué la voy a ocupar? Pues no es lo mismo una mochila para uso estudiantil, que una para uso cotidiano o de negocios.

Es por eso, que enumeramos algunos puntos a tomar en cuenta al momento de adquirir una mochila.  

  1. Peso y tamaño

Quizá parezca un poco obvio, pero aunque no lo creas, es muy usual que la gente compre mochilas que no tengan proporción con su cuerpo; es por eso, que antes de comprar, es prioritario que verifiques que la mochila no rebase la línea de tu cintura, pues lo normal es que sea colocada a la altura de los hombros y termine aproximadamente unos 5 centímetros antes de llegar a esa área; pues entre otras cosas, te podrías lastimar por la dispersión del peso, lo cual hará que te arqueés y a largo plazo puedas tener una lesión.  

El peso de la mochila es importantísimo, porque puede ser que se vea súper bonita, pero tiene un peso de 2 kilos y a eso, añádele lo que le vas a cargar dentro, hay veces que llegan a pesar hasta 15 kilos ¡Imagínate trasladarte con eso sobre tus hombros! Sin duda, lo ideal es que sea una mochila liviana, pero resistente a la vez.

  1. Número de compartimentos.

Los compartimentos que tenga un mochila, son esenciales para tener una idea de cómo se distribuirá el peso en la misma; pues mientras más compartimentos tenga, la distribución de peso será más homogénea.

 

Por ejemplo, si la mochila va a ser utilizada por estudiantes, lo más recomendable es que compres una con dos o más compartimentos. Recuerda que los libros, cuadernos y artículos más pesados siempre deben de ir en la parte posterior de la mochila, con el fin de que no cuelguen y te lastimes la espalda.

              

  1. Correas y respaldo acolchado.

El tema de las correas y el respaldo, es meramente por comodidad y resistencia a distintos pesos.  Es decir, mientras más anchas, acolchadas y ajustables sean, más cómodo te resultará cargar la mochila; pues permitirán mejor distribución de peso. De hecho, hay algunas que tienen flujo de aire en la espalda para que sea más ergonómica al uso.

Por otro lado, también hay unas que cuentan con correas delanteras con broche al nivel del pecho; esas harán que el peso no solo lo cargues con los hombros, sino también con el torso y pecho. De lujo ¿No?

             

  1. Materiales repelentes al agua.

Seguro que alguna vez te ha pasado que te agarra un tormentón y llegando a casa, no solo tienes que secarte tú, sino también a tu mochila y lo que llevabas dentro de ella.

Hoy en día, existen mochilas hechas con materiales repelentes al agua, pero por lo regular, el precio de estás es más elevado, sin embargo a largo plazo resultan una buena inversión y más en tiempos de lluvias. Recuerda que hay veces que sí aplica el dicho “Lo barato sale caro”.

     Mochila impermeable Wenger  Mochila impermeable photon

  1. ¿Con rueditas o no?

Generalmente las mochilas con ruedas son catalogadas como más cómodas debido a que no cargas en tu lomo, sino más bien únicamente jalas el peso; sin embargo, para comprar una de estas debes de tomar en cuenta si tu recorrido es muy largo, o bien tiene muchas escaleras y desniveles, pues tener una de rueditas en esas condiciones podría resultar lo contrario a cómodas.

Actualmente, hay mochilas que son híbridas, que si bien pesan más que la media, puedes usarla con asas y con ruedas cuando quieras.

                                  

Indudablemente, el hecho de elegir una mochila no es cualquier cosa. Esperamos que seguir estos puntos puedan ayudarte a tomar la mejor decisión.

 


0 comentarios

Dejar un comentario